Biden reza ante las tumbas de sus dos hijos en su primer día como presidente electo de EE.UU.