Bill Clinton sale del hospital tras varios días ingresado por una infección en la sangre