Billones de cigarras invaden Washington y los estados cercanos