La carta a los Reyes Magos peligra por la falta de suministros en Estados Unidos