Celebraciones tras declarar culpables a tres blancos por la muerte del joven negro Ahmaud Arbery en EE.UU.