Christian Chapman, uno de los 900 empleados despedidos por videollamada en Better.com: "Fue surrealista"