La costa este de Estados Unidos se prepara ante la inminente llegada del huracán Henri