La ola de calor en el oeste de Canadá mata a más de 100 personas en cuatro días