Análisis

Jueves negro para Joe Biden