Las dos casualidades que hicieron que Melinda y Bill Gates empezaran a salir

gates-2