Empieza el juicio a la policía que disparó mortalmente a un joven negro tras confundir su pistola con un táser