El FBI confirma que la muerte de la estadounidense Gabby Petito fue un homicidio