Las llamas amenazan el lago Tahoe, el popular destino turístico de California