El incendio del norte de California es ya el segundo más grande de la historia del estado