Investigan un pinchazo que dejó inconsciente a uno de los vigilantes de seguridad que intentaba contener la avalancha en Houston