La joven que grabó el vídeo de George Floyd declara en el juicio que lamenta "no haber hecho más"