Juicio por la muerte de George Floyd: el policía se arrodilló 9 minutos y medio sobre su garganta