Declaran culpable a la policía que mató a un joven negro en EE.UU. tras confundir su arma con una táser