Melania Trump, abochornada por su falta de habilidad con las tijeras