Casi 19 millones de personas fueron excluidas del último censo estadounidense

Casi 19 millones de personas fueron excluidas del último censo estadounidense