Una mujer agota su tiempo para cobrar la lotería y pierde los 26 millones de dólares de premio