Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Nueva York vuelve a prohibir el consumo en interiores de bares y restaurantes ante el aumento de contagios

  • El pasado 30 de septiembre se volvió a permitir el consumo en interior, con el fin de compensar la caída de clientes por el frío

  • Los hogares y las reuniones sociales suponen el 74 % de los contagios en el estado mientras que la hostelería se sitúa en un quinto lugar, con el 1,43% de las infecciones

  • El número de personas hospitalizadas se ha triplicado en un mes, pasando de 1.540 a 5.159

Los neoyorquinos no podrán consumir en el interior de bares y restaurantes a partir del lunes, tal y como ha anunciado este viernes el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que justificó esta decisión en el aumento de las infecciones de covid-19 y las hospitalizaciones.

"Las hospitalizaciones no se han estabilizado y con el aumento del índice de infección y la densidad de la ciudad de Nueva York, significa que el consumo en los interiores supone un riesgo muy elevado", dijo el gobernador, que insistió en que seguirá estando permitido el consumo en las terrazas y el envío de comida a domicilio.

Desde el pasado 30 de septiembre, los locales de la ciudad podían servir comidas y bebidas en su interior, aunque el aforo máximo se había reducido al 25 % de su capacidad. Con esta medida se intentaba compensar la caída de clientes provocada por la bajada de las temperaturas en la ciudad, que no invita al consumo en el exterior.

En su rueda de prensa diaria, Cuomo desveló que, según los últimos datos recogidos, los restaurantes y los bares constituyen el quinto lugar donde se producen más contagios, con un total del 1,43 % de los casos.

Sin embargo, resaltó que el principal foco, con diferencia, son los hogares y las reuniones sociales, que están detrás del 73,84 % de los contagios. Le siguen los servicios de salud, con casi un 8 % de los contagios; los estudiantes de educación superior con un 2,02 %, y los profesionales de la educación, con un 1,5 %.

Las hospitalizaciones se triplican en un mes

Por otro lado, Cuomo aseguró que el índice de transmisión de la enfermedad se sitúa en el 1,3 % y el de personas que han dado positivo en las pruebas de covid-19 en el 4,98 %. Además, el gobernador explicó que entre el 10 de noviembre y el 10 de diciembre pasados el número de personas hospitalizadas en el estado subió de 1.540 a 5.159.

Asimismo, recordó que el estado ha garantizado la recepción de 170.000 dosis de la vacuna desarrollada por Pfizer cuya aprobación podría tener lugar entre hoy y mañana, y adelantó que del suero para prevenir la covid-19 desarrollado por Moderna, que podría ser aprobado la próxima semana, Nueva York tiene garantizadas 346.000 dosis, que se prevé llegarán dentro de dos semanas.

El estado de Nueva York sigue siendo el más golpeado del país por la pandemia con 35.266 muertos, la mayoría fallecidos en la primera ola, seguido por Texas (23.897), California (20.516), Florida (19.591) y Nueva Jersey (17.608).

En cuanto a los contagios, California suma 1.467.956, le sigue Texas con 1.373.146, tercero es Florida con 1.094.697, Illinois es cuarto con 823.531 y Nueva York quinto con 743.242.