Los mejores momentos Pence-Harris: del debate más bronco al más anodino