Una plaga de ratas gigantes obliga a cerrar un restaurante en pleno centro de Manhattan

Una plaga de ratas gigantes obliga a cerrar un restaurante en pleno centro de Manhattan