Una gran tormenta de nieve azota Nueva York en plena campaña de distribución de la vacuna