Casi 5.000 detenidos en una nueva jornada de marchas por la liberación del opositor ruso Alexei Navalny