El asesino confeso de Abe lo señaló por promover un grupo religioso que arruinó a su madre

Homenaje a Abe en Nara, Japón