El 70% de los medios de comunicación afganos deja de funcionar con los talibanes en el poder