El caos se apodera del aeropuerto de Kabul: al menos cinco muertos tras tratar de huir del país