Afganos desesperados entregan a sus hijos a soldados aliados para huir de la pesadilla