Doscientos 'sí, quiero' con mascarilla: una boda masiva por miedo al coronavirus