Birmania, un mes después del golpe: decenas de manifestantes muertos y sin noticias sobre el paradero de Aung San Suu Kyi