Las cámaras captan cómo una tormenta de arena cubre una ciudad china