Cientos de jóvenes a empujones por una Playstation 5 en una tienda de Tokio en pleno confinamiento