Comienza el relevo de la antorcha olímpica para los JJ.OO. de Tokio en una ceremonia sin público