La desolación aparece en Beirut entre ruinas y escombros: "Aquí no se puede vivir"