Los hijras, el tercer sexo