Los israelíes conmemoran el Día de Jerusalén con una marcha en plena tensión con los palestinos