La boda de la princesa Mako de Japón con un plebeyo: sin estatus real, tres años sin verse y el estigma de la enfermedad mental