Emergencia en Kazajistán por las protestas del precio del gas que han provocado la renuncia del Gobierno