Los marineros fallecidos del submarino indonesio se despidieron cantando antes de su naufragio