Miles de judíos ultraortodoxos desafían al Gobierno de Israel acudiendo al funeral de un rabino sin mascarillas