Una mujer corta el cable de seguridad de dos pintores en un rascacielo de Tailandia