Las cámaras captaron cómo la explosión de Beirut arrasó por dentro un hospital