La policía india castiga con flexiones y porrazos a quienes rompen el confinamiento