Rusia convierte su desfile de la victoria frente a Hitler en una derrota ante el coronavirus