Rusia vota durante tres días en unas legislativas en las que queda excluida parte de la oposición