Sharara Sarwari, la ciclista afgana que no puede salir de casa para montar en bici desde el control talibán