Los talibanes ya gobiernan Afganistán y patrullan las calles de Kabul