China regresa a la 'antigua normalidad' ante el asombro del resto del mundo